El Poder Judicial incluyó a dos empresas constructoras como terceros civilmente responsables en el caso denominado “El Club de la Construcción”, al declarar fundada el pedido de apelación de la Procuraduría especial para el caso Lava Jato. La resolución comprende a las constructoras San Martín S.A Y Grupo Plaza S.A.